Una extraña noción del tiempo.

(Texto escrito cuando viví en Soacha y trabajaba en Young & Rubicam Bogotá).

Al parecer Soacha es un lugar que no sigue las leyes básicas de la física. A continuación una explicación un poco densa; si usted sobrevive a la mitad de la lectura, seguramente encontrará al final que la conclusión es muy realista.

Por ejemplo, si yo, el sujeto “x”, tengo que desplazarme del punto “a“ al punto “b” que está a una distancia “y” específica, debería demorarme un periodo “z” de tiempo que debería ser constante mientras ninguno de los factores anteriores sea modificado. Eso en teoría.

Pero resulta que cuando el sujeto “x” sale de su casa (a partir de ahora punto “a”) a las 7:00 a.m., llega al punto “b” a las 9:10 a.m., lo cual indica que el periodo de tiempo “z” es igual a 2 horas y 10 minutos. Pero las paradojas empiezan a presentarse cuando la misma medición realizada otro día diferente nos arroja que z=2 horas y 37 minutos. Es decir que a pesar de que la distancia “y” que hay entre “a” y “b” se mantiene invariable, el periodo de tiempo “z” se altera, demorando más al sujeto “x”, que tenía que presentarse en “b” en un intervalo menor de tiempo al que arrojó la medición.

Pero continuemos. Para llegar al punto “b”, que a partir de ahora llamaremos “Y&R”, el sujeto “x” puede partir a una hora mayor por causas externas (hora nueva > hora original, por exceso de “zzz-zzz-zzz” del sujeto “x”): así pues, el sujeto “x” ahora sale a las 7:30 a.m. desde el punto “a”, lo cual debería arrojar un resultado en el que llegue al punto Y&R a las 9:40 a.m. (resultado de haber sumado las 2 horas y 10 minutos de la primera medición a la nueva hora de salida), pero sorprendentemente la nueva medición demuestra que el sujeto “x” llega a la misma hora (9:10 a.m.), lo que indica que esta vez el intervalo de tiempo se redujo a 1 hora y 40 minutos sin haber reducido la distancia “y” y desplazándose en la misma clase de vehículo que muchos otros “x” usan para llegar a sus respectivos puntos “b” en tiempo a.m.

Pero, ¿qué pasa cuando el sujeto “x” sale deliberadamente más tarde de lo acostumbrado? ¿qué ocurre si un día nuestro sujeto “x” sale a las 7:50 a.m. (hora de la primera medición + 50 minutos u hora de la segunda medición + 20 minutos)?

La matemática indica que debería llegar al punto “Y&R” a las 10:00 a.m. o a las 9:30 a.m., según la medición que usemos como punto de referencia (primera o segunda). Pero no sucede así, ahora el sujeto “x” llega al punto “Y&R” a las 9:20 a.m., lo cual indica que a pesar de ser la misma distancia “y” y de viajar con los mismos “x” en el mismo tipo de vehículo, el periodo de tiempo “z” es sólo 10 minutos mayor que en la segunda medición pese a que la hora de partida desde el punto “a” ha variado considerablemente.

Todo esto nos permite concluir que: “Si eres un “x” que vive en la “p.m.” es posible que siempre llegues tarde a “Y&R” por “x” o “y” razón.

+ + +
Mira todo lo que hay en este blog. Clic aquí.

Anuncios

Acerca de Diego Arenas - Triego

Caricaturista creador de triego.com Ver todas las entradas de Diego Arenas - Triego

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: